Las 5 Causas del Dolor de Muelas

Para estudiar las múltiples causas que pueden provocar el molesto dolor de muelas, podemos dividirlas en aquellas que tienen su origen en el propio diente y en las que el dolor está asociado a otra enfermedad o alteración.

Dentro de las que se originan en el diente destacan:

cariesCaries: Es el principal motivo de que duelan las muelas. La caries consiste en la destrucción del tejido que compone el diente y se produce por la acción de la denominada placa bacteriana, que es el conjunto de microorganismos que existen en la boca. Pero también influyen en gran medida algunos factores como el consumo de azúcar o la mala higiene dental, el grado de acidez de la saliva de la boca y en algunos casos se ha comprobado que hay cierta disposición genética.

Una de las características del dolor de la caries es que no duele hasta que ha pasado cierto tiempo, ya que tiene que destruir primero los tejidos que rodean a la pulpa dental. Una vez que ha llegado hasta aquí, es cuando se produce el dolor agudo y punzante tan característico de la enfermedad, que se vuelve más intenso cuando tomamos alimentos y líquidos muy fríos, muy calientes o con un alto contenido en azúcar.

Traumatismos dentalesTraumatismos dentales: Los golpes intensos en la región de la boca, o al masticar algún elemento duro, como por ejemplo un hueso, pueden llegar a provocar una fractura dental, que es la pérdida de continuidad o separación de dos partes del diente. También una fisura dental, que es lo mismo que una fractura, pero sin que dos fragmentos de la estructura que se originan se separen, es decir, uno queda sobre otro.

 

 

Retracción de la enciaRetracción de la encía: Bajo este nombre se conoce a la situación que se produce cuando la encía que cubre al diente disminuye de tamaño o se repliega sobre sí misma, pudiendo llegar a dejar expuesta la raíz del diente, una de las zonas sensibles, por lo que causaría dolor. Aunque sea un proceso frecuente durante el envejecimiento.

 

infeccion dentalesInfecciones: Sobre todo a nivel de las encías. Cuando se produce una infección en cualquier parte del cuerpo, el organismo se defiende mediante una reacción inflamatoria que, entre otros procesos, va a liberar unas sustancias que estimularan los nervios y causarán dolor.

Además, es frecuente que en estos casos se produzcan los temidos abscesos, que son acumulaciones de pus. Aunque pueden ser de tamaño variable, todos ellos están ocupando un espacio en el que no debería haber nada, por lo que desplazan y comprimen a otras estructuras, entre las que se encuentran los nervios, pudiendo causar dolor.

dolor de muelasDolor irradiado: Como ya sabemos, para que se produzca el dolor es necesario que un nervio recoja el estímulo doloroso. Pero en ocasiones, como es en el caso de las estructuras de la cara, el estímulo doloroso es recogido por el mismo nervio, por lo que se puede sentir dolor en los dientes debido a una causa que se encuentre en otro órgano.

Entre los casos más frecuentes encontramos la sinusitis, en la que se produce la inflamación en los senos paranasales, que son unos huecos naturales que se encuentran en algunos huesos de la cara para, entre otras cosas, hacerlos más ligeros. 

Otro caso frecuente es la otitis o inflamación del oído por causa de una infección, generalmente. Al recoger el dolor una rama del mismo nervio, en ocasiones puede provocar también dolor de muelas sin que exista ninguna causa en éstas que lo justifique. Las lesiones en el propio hueso de la mandíbula o en la articulación que permite su movimiento pueden percibirse también como dolor en los dientes.  Un caso particular se produce durante los ataques cardíacos, en el que el dolor que se produce puede llegar a provocar dolor dental.

comments powered by Disqus